TÓMAME DEL ROSTRO HASTA SILENCIARME LA MIRADA

Tómame del rostro hasta silenciarme la mirada.

Los besos atados se deciden fugitivos

para volvernos sombra del deseo que siempre fuimos.

Tómame del rostro hasta silenciarme la mirada.

Los anhelos aturden cuerpos

que creyéndose victoriosos

se derrotan en eternidades y soledades.

Tómame del rostro hasta silenciarme la mirada.

No dejaremos de ser los rechazados confundidos

que con los besos, con los anhelos, con los cuerpos y con la mirada

se desgastaron hasta que el tiempo no devolvió nada.

Tómame del rostro hasta silenciarme la mirada.

Hasta silenciarme el rostro con tu mirada.

Hasta con el rostro silenciarme la mirada.

 

 

Un comentario sobre “TÓMAME DEL ROSTRO HASTA SILENCIARME LA MIRADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s