Escondiste los tonos de vacío debajo de los murmullos.

Escondiste los tonos de vacío debajo de los murmullos. Soy también el interior, un alma que arde y que recoge con pájaros los silencios y los coloca en ojos que son flores o son abismos.

Los tonos de vacío que también bosquejaban un rostro que era el tuyo o que era el mío pero era un rostro que se hundió por heridas hechas por ramas secas que se pisaron en la memoria. Ramas secas de tiempos pasados que nadie recogió y pertenecieron al eterno círculo de dudas, soledades y engaños.

Soy también el murmullo que esconde los tonos de vacío. Soy una verdad inconclusa que carga miedos que no son míos pero que aparecieron en la oscuridad de los tiempos marchitos que son ramas y que son pasado.

Encuéntrame tan pronto te sea posible, ya sea en el mar o en el silbido de un grillo. Encuéntrame tan pronto te sea posible sin vacíos, sin abismos, sin escondites ajenos, sin escondites a los que no pertenecemos. Encuéntrame en cuanto mi ausencia sea cada lágrima que escondas y en la lluvia nos entregaremos los suspiros que pensamos perdidos

y a la lluvia nos entregaremos entre suspiros

y entre la lluvia seremos suspiros.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s