Aquella noche la historia se repetía…

Aquella noche la historia se repetía

de tu voz, en tu voz

éramos personajes sin silencios y sin pausas

entregándonos furias y descansos.

Te escuchaba mirar mientras exhalaba el humo hacia el techo

de tu voz, en tu voz

me decías tus encuentros y despertares

el fallo del descanso y las victorias del insomnio.

Repetía tu nombre para saberte entre mis manos

de tu voz, en tu voz

soñamos y desaparecimos

para no sabernos ni volver a tenernos.

Y de tu voz, en tu voz aprendí

que hay que dejar de buscar para dejarnos encontrar.

Y de tu voz, en tu voz aprendí

que las noches no se repiten

que no está ni la misma lluvia

ni el mismo nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s