¿Cómo fue que ocurrieron los olvidos…

¿Cómo fue que ocurrieron los olvidos

que las lágrimas se transformaron en piedras

que cayeron sin despedazarse

que son cúmulos de dolores y de distancias?

¿Por qué esa manía de estarse olvidando hasta secarse

de esconderse las heridas que son tiempo y aire

de amores que al principio no podían ocultarse?

¿Por qué ese autoengaño de dispararse al olvido

de malgastar el tiempo negándose a aceptar los otros cuerpos

las otras formas, los otros besos, los otros tiempos?

¿Por qué esa muerte tan prematura de aliviarse en el olvido

de no recordar los otros ojos, los otros olores

las otras sombras, las otras sales?

¿Por qué no encarnar la fractura del alma,

por qué perdonar los amores que hieren

que queman, que nos rompen

y que no nos devuelven

ni nos devolverán

ni el tiempo, ni la memoria, ni las ilusiones?

Nunca he perdonado, jamás perdonaré,

no les entrego

ni les entregaré el olvido…

no me arrebatarán mi memoria

no volveré a nacer…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s