El amor no duele

El amor no duele

duele lo que viene después del amor

duele ese inevitable lidiar con la ansiedad, duelen las imaginaciones

duele esa soledad perenne que construye desesperaciones

que fortifica los insomnios.

El amor no duele

duele todo lo demás que está después del amor

duele la separación, inconclusa o irremediable

duelen las otras palabras

esas que son vidrios que se incrustan en el corazón

esas que transgreden toda una vida.

El amor no duele

duele todo aquello que se va después del amor

se va ese rostro y ese cuerpo

se van las cercanías tibias, se van los sueños

se va la ingenuidad con la que el alma mira al mundo

con la que el alma mira al amor.

Pero el amor no duele

duele todo aquello que se queda después del amor

las cenizas, los desmoronamientos, las destrucciones del cuerpo

el envejecimiento del tiempo, la espera constante,

los lugares de siempre, las heridas abiertas hechas lágrima,

la primera mirada, el goce de los cuerpos declarándose lo único, lo irrepetible…

El amor no duele

todo lo contrario

nos hace vivir el misterio, lo oculto, lo divino, lo eterno y lo etéreo

lo que duele es la mortalidad

como si el amor fuera la vida

y el después, la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s