Soy el fracaso, el de siempre…

Soy el fracaso, el de siempre

el que observa cómo todo va hacia arriba

el que ni siquiera está abajo, sino detenido

donde siempre.

Soy el fracaso, el fracaso constante

el de la soga en la garganta

el que no llora pero que por dentro

le habitan todos los gritos de lo que nunca pudo gritarse…

soy el que siempre ha querido la cuerda en la garganta

la cuerda donde siempre.

No existe nada adelante de mí

no existe ni camino ni futuro

no existo adelante de mí.

Soy el fracaso, el de siempre

el del interior ahorcándole

el del interior quemándole el centro del cuerpo

doliéndole el pasado, evitando el futuro.

Sonrío brevemente, no finjo,

sólo que todo se acumula hasta que me detengo

y observo cómo todo asciende,

cómo todo es más que yo, cómo todo es todo sin mí, sin mí.

Soy el fracaso, el de siempre

el que quiere la soga en el cuello

el que quiere cerrar los ojos

y abandonarlo todo, abandonarlo todo

y ascender y preguntar por qué no fui

todo aquello que creí

y por qué no alcancé

el tiempo vivo

el tiempo en mí

o lo que merecía

o lo que soñaba.

Un comentario sobre “Soy el fracaso, el de siempre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s