¿Quién me dicta estos tejidos de palabras…

¿Quién me dicta estos tejidos de palabras que me resuenan casi siempre y que por poco me ahogan?

esta voz ya no es mía, ya no me pertenece, ni mi vida, ni el tiempo, ni mi muerte.

¿Me quedará pendiente tener la voluntad de entregarme al silencio eterno, arrebatarme la existencia, callarme la vida?

¿Por qué, Dios, en vez de llevarme a tu lado me entregas una voz que no me pertenece y me es imposible silenciarlo todo?

¿Por qué, cuando quiero ausentarme del mundo, me arrebatas de toda voluntad y haces que esa voz me dicte esa desolación amorosa de estar vivo?

¿Quién me dicta estas tormentas del alma para después dejarme herido, como si fuera una guerra, en lo que escribo?

¿Qué es esta voz que me dice que ame cuando pienso que la muerte, mi muerte cercana, me es inevitable?

¿Por qué, Dios, te apareces en mis sueños y me muestras el universo y me explicas, tocando el agua, que todo siempre ha estado más allá de mí?

Pero algo sé: ahora yo soy esta otra voz que me habita, y soy de su tiempo, de su vida y también de su muerte

y que Dios hizo de mí otra suerte de vida, que sus misterios me rebasan y que es insoportable reconocer su voz y desconocer la mía.

Esta voz que es toda la angustia…

ya nada puede matarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s