TÓMAME DEL ROSTRO HASTA SILENCIARME LA MIRADA

Tómame del rostro hasta silenciarme la mirada. Los besos atados se deciden fugitivos para volvernos sombra del deseo que siempre fuimos. Tómame del rostro hasta silenciarme la mirada. Los anhelos aturden cuerpos que creyéndose victoriosos se derrotan en eternidades y soledades. Tómame del rostro hasta silenciarme la mirada. No dejaremos de ser los rechazados confundidos … Sigue leyendo TÓMAME DEL ROSTRO HASTA SILENCIARME LA MIRADA