VIRGINIA Y EL TEATRO DE LUCIÉRNAGAS (IV)

A los pocos días de su primera quimioterapia, mi madre regresó al hospital con el cuerpo quemándole por dentro. Su hermana, que la fue a visitar a su casa, nos acompañó en el automóvil escuchando a mi madre repetir “quema, quema” con lágrimas evaporándose. Mi madre era un volcán a punto de hacer erupción y … Sigue leyendo VIRGINIA Y EL TEATRO DE LUCIÉRNAGAS (IV)